El #Cosmovitral más grande del mundo, se encuentra en México.


Es en la ciudad capital del Estado de México, Toluca, en el que se encuentra un edificio al estilo Art Nouveauun lugar que se caracteriza por ser, además de un atractivo turístico, en emblema de la confrontación eterna entre el bien y el mal, la luz y la oscuridad, la dualidad de ángeles y demonios, esto debido a que han sido plasmados en sus bellos vitrales diseñados por  el artista mexiquense Leopoldo Flores.

La sección del vitral más conocida es la que representa al Hombre Sol, que recibe al visitante con la belleza de su significación plástica y filosófica. La obra se llevó a cabo entre julio de 1978 y julio de 1980, con una superficie de 3,200 metros cuadrados de vitral elaborado por un equipo de artesanos encabezado por Bernabé Fernández, bajo la dirección del autor del concepto y su diseño.

Es sin duda importante mencionar toda la historia que hay detrás de éste magnifico y majestuoso lugar, pues antes de convertirse en un museo y jardín botánico, sus inicios comenzaron como mercado a principios del año 1930, mercado que estuvo activo durante casi 40 años hasta que se decidió crear un  nuevo lugar más amplio.

Entre lo impresionante de este espacio, es la arquitectura con la que fue construido. La estructura fue comenzada en 1908 bajo la manufactura de la Compañía Fundidora Aceros Monterrey, incluye 75 toneladas de estructura metálica y, ya con el vitral, 45 toneladas de vidrio soplado, 25 toneladas de cañuelas de plomo y 500 mil fragmentos de vidrio, distribuidos en 30 mil secciones y dotados de 28 colores diferentes.

Sin embargo, el Cosmovitral no es solamente una obra de arte, pues constituye también un espacio de convergencia entre la luz, el cosmos y la naturaleza, ya que enmarca un Jardín Botánico con ejemplares de cientos de especies procedentes de todos los continentes y varias fuentes.

También alberga una escultura dedicada a Eizi Matuda, investigador y biólogo japonés, quien tuvo a su cargo la Comisión Botánica del Estado de México y dedicó gran parte de su vida a la clasificación y al estudio de la flora local; así como la Linterna de la Amistad, monumento conmemorativo de la hermandad con Saitama, Japón.

Si buscabas la armonía entre el estrés de la ciudad y la paz, en el #cosmovitral lo encontrarás, pues hallarás una linea entre lo vivo, mágico, encantador pero sobre todo la paz de lo contemporáneo y la vida misma.