Creer o no, no hay promesa de campaña para la cultura

0
150

La cultura desde siempre ha sido relegada, y no hay fecha para ver un cambio en las políticas culturales

La memoria es como el mal amigo; cuando más falta te hace, te falla, dice el refrán de la abuela, y no es para menos mencionarlo en esta semana tan políticamente desastrosa y llena de olvidadizos. El ejemplo claro es que se han olvidado del tema de la cultura en México y como se ha recortado de forma equivoca el presupuesto destinado para el fomento de la cultura y las artes. ¿qué han propuesto los actuales candidatos por la cultura? pues en realidad nada hasta ahora, pues la mayor parte de las propuestas que se han hecho, van en cercanía a las supuestas necesidades “urgentes” que afronta el país, lo cual deja en un vacío la estructura de las políticas culturales actuales de México, que por un lado son necesarias para una re estructuración social y una mejor calidad de vida.

Desde el principio de los tiempos, ni quien se acuerde (pensamiento de los políticos), la cultura ha sido relegada, por ejemplo: el presupuesto estatal para la recreación, la cultura y otras manifestaciones sociales en el año 2017 en el Estado de México, llega a casi 2,500 millones de pesos, cifra equivalente al 1.5% del porcentaje  total del gasto para el Desarrollo Social, cifras menores en relación a rubros como educación, salud y seguridad pública, claro, debemos aclarar que no se pone en tela de juicio la importancia de estas asignaciones de estos rubros, sin embargo, si se pone en juicio el menosprecio dado a la cultura, pues esta juega un papel importante en el proceso de inclusión social, reintegración, educación y hasta combatividad de la pobreza en nuestro país.

No se sabe, si se han olvidado de que la cultura forma parte de la identidad de un país, o si se hacen ‘huaje’ como decimos los mexicanos, para ocupar ese dinero en otras cosas, según más relevantes, que en algo que de verdad beneficiará al pueblo mexicano, tras la crisis de seguridad que se vive, por lo menos el arte, la cultura y las actividades de esparcimiento, darían a la sociedad un momento de paz que en muchos años no han vivido.

Propuestas puede haber muchas, pero de que las hayan tomado en cuenta los candidatos actuales para emplearlas en la realidad está de creer o no, pues en varias ocasiones nos ha tocado escuchar la promesa en campaña y sentir el olvido después de haber tomado posesión.  Mientras tanto, en lo que quepa, el trabajo de promoción y creación, quedará en manos de quien no la debe ni la teme y seguiremos en el proceso de buscar que la cultura, pronto, sea parte del presupuesto y promesa de los políticos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor pon tu nombre aquí