“El destino tiene un proceso para que las cosas lleguen a su lugar y su espacio..”


Desde el principio de nuestra existencia (nuestra propia existencia), estamos pre – destinados a una vida, a un mundo en el que nuestro cuerpo, nuestra mente y alma, están programadas para existir, para realizar actos humanos y sobre humanos algunas veces. Aunque lo más interesante de esto, resulta ser la inteligencia con la que nuestro vivir día a día, comienza a entretejer nuevas experiencias, nuevos aprendizajes y sobre todo nuevas formas de vivir.  Aún con esto, estamos destinados a un objetivo especifico, no se puede saber realmente cual es ese objetivo y que función tiene en nuestras vidas, pero algo que si es seguro, es que nos tocará encontrar la respuesta en nuestra historia de vida.

La creencia del destino tiene muchos antecedentes, de hecho hay muchos que no creen en el, pero sin embargo cuando algo coincide o algo resulta sin que sea planeado, parece que se le puede dar un espacio a la duda. Sin embargo el tema profundo del destino nos tocará revisarlo en otra ocasión, por ahora nos enfocaremos a éste como forma de vida y el proceso que nos hace reconocer los niveles en los que el destino se lleva a cada momento.

Cuando todo parece llegar a su lugar  y su espacio.

¿Te has dado cuenta que muchas veces tienes planes y de repente no se hacen? ¿Te has dado cuenta que cuándo tu plan no se hace algo bueno o malo resulta? Sin duda a muchos nos ha pasado, no importa si la respuesta es sí o no, posiblemente creas que es una coincidencia o una consecuencia de la toma de decisiones, pero algunas personas tienen la certeza de que esto puede deberse al Destino. Efectivamente, muchas personas consideran las _consecuencias o coincidencias_ como parte del resultado del destino, y es qué puede ser motivo por el cuál algo está por suceder, ya sea bueno o malo, en algunas ocasiones para algo que no pueden controlar y que saben que de haber o no hecho algo, de todas maneras sucederá.

No hay un estudio científico que hable sobre la veracidad sobre los sucesos que enmarcan el destino, sin embargo si hay teorías que nos incitan a creer en algo más profundo, en algo más mágico y hasta posiblemente sobrenatural. Pero de cierto hay, en libros y conferencias, que el destino tiene un proceso para que las cosas lleguen a su lugar y su espacio, algo conocido como Sincrodestino. 

El sincrodestino está conformado en diferentes procesos, el ámbito físico, el cuántico y el ámbito no circunscrito.  El primer proceso, sobre lo físico, es el primer nivel de existencia y éste es el mundo físico (material) en el que vivimos, lo que tocamos, lo que vemos realmente, lo que podemos sentir con nuestras manos y percibir con nuestros sentidos. Es el mundo que mejor conocemos, lo tridimensional, este mundo también incluye nuestros cuerpos. En este mundo también se le atribuye el tiempo, el presente, pasado y futuro, dando como significado que todo lo que inicia acaba, es decir que todo tiene  principio y final; por lo tanto es pasajero.

En el mundo físico, el mundo en el que vivimos, es importante mencionar que todo es predecible, pues todo está hecho para seguir las leyes de causa y efecto. Es decir no podemos controlar lo que puede suceder.

Información y energía; ámbito cuántico.

Este proceso contempla el segundo nivel de existencia, en este ámbito no hay nada que pueda tocarse ni percibirse de ninguna forma, es decir es insustancial.  Una forma de explicar la existencia del mundo cuántico, es la materia, pues todo en el universo está conformado por energía lo que al final se resume en un conjunto de ambos procesos. ¿Cómo es posible que unas ondas invisibles de energía e información se perciban como objetos sólidos? Pues pareciera una pregunta difícil de responder o en su caso difícil de creer la respuesta, sin embargo la respuesta se resume a que todo ocurre a la velocidad de la luz y es claro que a esa velocidad, nuestros sentidos no pueden percibir ninguna actividad del plano cuántico. Para explicarlo de manera mas sencilla, podríamos decir que todas las energías del mundo se concentran en un mar y nosotros nadamos entre toda la energía e información, mientras tanto la energía e información de muchos otros seres nadan al mismo tiempo sobre el mismo mar, dando como resultado enlaces de energías e información entre todos los individuos, en algunas ocasiones podríamos llegar a sentir esas conexiones de energía.

No hay límites entre nuestro ser y el universo. Estamos en un constante intercambio de energía e información, con el sólo hecho de ir por la calle y percibir el olor a perfume de una persona, el roce de las manos en el autobús, el intercambio de abrazos, besos y caricias, todo es un ir y venir de energías e información entre las personas y el universo.

Inteligencia y conciencia; ámbito circunscrito.

Este proceso puede llegar a ser confuso, a veces difícil de entender o comprender, pero cuando menos lo esperas, cuando no lo imaginas, llega a presentarse. Este ámbito conocido también como espiritual no es material, de hecho es uno los más básicos de la naturaleza. Este nivel, va más allá del tiempo, más allá del espacio por que sencillamente ni uno existe en el. Es la fuerza que está detrás de todas las cosas, detrás de lo inexplicable, de lo irreal, lo mágico, lo simple, de todo.

Entre lo que implica este proceso es el de relacionar lo que sucede a nuestro entorno, la forma en la que estamos conectados, como nos comunicamos, como nos percibimos los unos a los otros con relación al universo. ¿te has dado cuenta como un rayo cae y segundos después el sonido llega? es por que la luz y el sonido viajan a distintos tiempos, sin embargo esto no sucede en el ámbito circunscrito y el mundo material, entre ambos todo es inmediato, si por ejemplo, tu estuvieras leyendo en este momento este artículo en el mundo físico y yo te estuviera hablando en el nivel circunscrito podrías escucharme claramente, pues entre ambos no hay tiempo ni distancia.

Las analogías entre los sucesos que acontecen en el nivel circunscrito, ocurren de inmediato, sin causa, sin debilitarse por tiempo o distancia. Es desde este momento en que todo puede suceder, hasta en muchos lugares al mismo tiempo. Desde este nivel es donde las cosas están pre – destinadas, organizadas y sincronizadas. Por lo que, es aquí donde nacen las coincidencias que resultan de gran importancia para el destino, pues cuando aprendes a vivir desde este nivel, puedes cumplir tu deseo, tu anhelada espera. Puedes hacer milagros.

Pero la realidad más grande es la de creer, la de tener fe en las cosas buenas y malas, las de creer que estamos conectados en el universo y el universo con nosotros, así sucesivamente cada uno de los seres humanos, conectándonos unos con los otros en un inmenso mar de energía, información, amor, alegría, paz, dolor, tristeza, ira, pero sobre todo de emociones que nos hacen humanos.

La espera de un destino “adecuado” nos puede llenar de tristeza, de melancolía y muchos sentimientos encontrados, pero hay algo que es totalmente seguro y cierto todo lo que deseas, lo que quieres, anhelas, sueñas todo eso, llegará y serás inmensamente feliz, llegará y nadarás en un mar de amor, llegará y estoy seguro será en el momento que menos lo esperes, pero que más lo necesites.