Una enfermedad viral muy común entre los jóvenes, afecta a casi el 80%

0
272

Casi 27 millones de hombres y mujeres entre 12 y 29 años están infectados de VPH

A pesar de que en pleno siglo XXI las y los jóvenes se encuentran en una era de la comunicación digital y que información de salud se encuentra a su alcance en un solo clic, resulta contradictorio, que en casos de enfermedades de transmisión sexual (ETS) no se encuentren sanos, pues en mayor porcentaje, muchos de estos jóvenes conocen de sobra los temas relacionados a salud sexual y la forma en la que algunas enfermedades pueden afectar su día a día.

En la Encuesta Nacional de Salud realizada en el año 2006, reveló que los jóvenes usaban menos el condón y otros métodos de protección para la salud sexual en ese año a diferencia  del año 1996, 10 años atrás parecía haber más consciencia sobre la protección a la hora de tener relaciones sexuales que a la fecha. Por lo que es importante que la población conozca la importancia de tener precaución y hacerse revisiones de salud por lo menos una ves al año.

“Hay cifras muy reveladoras sobre la salud en etapas juveniles, como el hecho de que 95 % de las mujeres menores de 30 años con vida sexual activa ya hayan tenido una infección con Virus de Papiloma Humano. La mayoría llega a controlarlo con su propio sistema inmune, pero aquellas que no logran controlar al virus terminan por desarrollar cáncer temprano”, indicó en entrevista el doctor Aurelio Cruz Valdez, del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

Los virus del papiloma humano (VPH) o papilomavirus son un grupo de más de 150 virus, de los cuales aproximadamente 35 se asocian con lesiones tanto benignas como malignas (cáncer). 

Estos virus se transmiten al tener relaciones sexuales orales, vaginales o anales con una persona infectada por lo que se considera una enfermedad de transmisión sexual y es tan común que casi todos los hombres y mujeres lo contraen en algún momento de sus vidas.

Si bien, no existe tratamiento para el VPH, los problemas de salud que genera pueden tratarse; en el caso de las verrugas genitales pueden ser atendidas por el médico con el fin de evitar su crecimiento y cantidad, mientras que para identificar las etapas iniciales de cáncer cervicouterino se debe realizar cada año la prueba de Papanicolau.

Otra medida de prevención consiste en aplicar la vacuna contra VPH; en México, se aplica esta medida a niñas de quinto grado o bien, de 11 años no escolarizadas que se administra en dos dosis.

En el siguiente link puedes resolver algunas de tus dudas -aquí- 

VACUNAS CONTRA EL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO (VPH) clic aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja un comentario
Por favor pon tu nombre aquí