Un pueblo fascinante: Malinalco

0
260

Algarabía, tranquilidad y magia, es lo que se vive en este hermoso pueblo ubicado en el Estado de México.

Ciudad de México.- Si lo que quieres es encontrar la paz interior, la belleza de la naturaleza y la alegría de un pueblo, tienes que conocer Malinalco, un pueblo mágico que está ubicado al sur de la ciudad de Toluca de Lerdo y 52 km de la ciudad de Cuernavaca, lugar que fue un asentamiento importante del pueblo mexica y es una pequeña localidad del Estado de México y es la cabecera municipal de Malinalco.

El mercado de Malinalco, Estado de México. Un bello lugar que conocer y sobre todo para comer. – Archivo

Este pueblo además de tener una historia increíble, destaca por la belleza natural que lo rodea, si llegas por la ciudad de Toluca, pasarás por inmensas zonas de arboles y pastos verdes, flores de tantos colores sea posible, incluyendo casas construidas en las inmediaciones de la naturaleza.

Artesanías de Malinalco, Estado de México – Archivo

Sin duda, Malinalco tiene mucho que ofrecerte, como lo místico que tiene en su interior,  un sitio donde el pasado prehispánico  y los recuerdos coloniales se fusionan de una forma maravillosa.

En lo más alto del Cerro de los Ídolos se encuentra una importante zona arqueológica cuyo Santuario de los Guerreros Águila y Jaguar es impresionante, un lugar donde se siente la vibra mágica que lo rodea, en este lugar se comenta se realizaban rituales de iniciación para los guerreros después de que ya se habían preparado para lograr ser nombrados.

Mientras tanto, en el centro del poblado se ubica un hermoso convento que aloja magníficos murales elaborados por manos indígenas, cuenta con un patio lleno de arboles y pasto verde con áreas de rosales y flores de todo tipo.

Además, en el poblado existen buenos restaurantes y que sin duda la especialidad es la trucha que en algunos lugares tú mismo puedes pescar para comértela, más hacia la salida encontrarás un criadero de truchas, que es cuidado por los lugareños y que se convierte en la principal actividad económica de la región.

En temporada vacacional, se instala un mercado en el centro del pueblo, en donde puedes encontrar artesanías de madera, hojas secas, tela, mimbre y costura. Además, la comida típica de la región será algo que te dejará encantado. Imagina que vas caminando por las calles del mercado y encuentras una señora con aguacates criollos, sobre su mesa tiene en venta vasitos de guacamole, ¡listo para comer! o más adelante, encuentras el puesto de antojitos mexicanos, como los tlacoyos, tacos, tostadas, flautas, gorditas, empanadas de flor de calabaza y guisado de malinalli, una flor típica de la región.

Un rico tlacoyo de Malinalco -Archivo

Ya que comiste y disfrutaste el paseo por el centro del pueblo, tienes que conocer el museo de los bichos. Después dirígete al museo de la UAM que contiene una réplica del centro ceremonial de los guerreros Águila y Jaguar, con una explicación fenomenal y atención de los guías disfrutarás un recorrido de aproximadamente 30 minutos.

Centro Ceremonial – Archivo

Malinalco, sin duda tiene mucho que darte y por si no lo crees, el pueblo lo puedes disfrutar todo a pie, aunque también lo puedes hacer en auto o en carritos de golf que puedes rentar para que conozcas todo sin agotarte y gastar tanto. En cuanto al hospedaje, es bastante económico y de los que conozco, algunos están en el centro muy bien ubicados, excelente atención, cuentan con restaurante, te dan toda la información que pidas y te atienden de maravilla.

Sin duda, este hermoso pueblo es para gozarlo por lo menos tres días, para sentir su pureza, su calidez, su buena vibra, pero sobre todo la belleza de su gente, que siempre están dispuestos a recibirte con amor y alegría.